KUKUL

Palabra maya para nombrar al Quetzal, ave centroamericana ligada al Dios Kukulcan. Esta instalación se inspira en el efecto conocido como “cola de quetzal” que se manifiesta en las
pirámides mesoamericanas. Se genera cuando uno se para frente a sus escalinatas y al aplaudir, el eco que regresa la pirámide es idéntico al canto de esta ave.

Así como la invasión española construyó una nueva capa de cultura sobre los centros ceremoniales mesoamericanos, esta obra permitirá que el público devuelva el canto de Kukulcan al centro del ritual en el corazón del ex-convento dieguino.